La crisis política, social, y económica se agrava cada día en Venezuela, afectando a millones de venezolanos, incluyendo a mi familia. Estas son nueve cosas que debes saber al respecto:

1. La nueva ola de protestas populares en Venezuela en rechazo al gobierno de Nicolás Maduro fue encendida el pasado 30 de marzo, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia de la nación (TSJ) atribuyese las funciones de la Asamblea Nacional (AN), controlada por la oposición, al chavismo-madurismo. La decisión del TSJ, modificada luego, fue catalogada por los opositores como un golpe de estado y dio a incontables venezolanos descontentos con el gobierno una razón de peso para retomar sus protestas luego de varios meses.

2. Los voceros opositores afirman que sus exigencias con las protestas pacíficas son: (1) La restitución del orden constitucional en el país con separación de poderes y respeto a la Asamblea Nacional, (2) La apertura de un canal humanitario que permita el ingreso de donaciones masivas de alimentos y medicinas, (3) La liberación de los presos políticos y anulación de “inhabilitaciones” a políticos opositores, y (4) La realización de elecciones generales libres, luego de que el Consejo Nacional Electoral postergara indefinidamente las elecciones de gobernadores y suspendiera el desarrollo de un Referéndum Revocatorio contra el presidente.

3. En los últimos días, debido a la escalada de violencia en el país, se han añadido dos peticiones más en las exigencias de la oposición: El cese a la represión contra las protestas pacíficas, y el desarme de presuntos colectivos armados amparados por el gobierno.

4. El gobierno ha sido acusado por muchas voces de violar derechos humanos al reprimir con violencia las protestas, usar tribunales militares para juzgar a civiles, negar la libertad de expresión, arrestar a manifestantes y torturarlos, y más. Incontables imágenes y denuncias han dado la vuelta al mundo.

5. Diversas personalidades, países, y organizaciones han solicitado que cese la represión en el país y se atiendan las peticiones de la oposición. La Fiscal General de la República también ha condenado la violencia por parte del gobierno y ha dicho: “No podemos exigir comportamiento legal si el Estado viola la ley”.

6. Mientras tanto, la respuesta del gobierno incluye: (1) La manifestación de su salida de la Organización de Estados Americanos, (2) Un llamado al diálogo y la denuncia de que los manifestantes contra el gobierno son en realidad terroristas, y (3) La expansión de la milicia bolivariana con más militantes y armamento.

7. Pero la medida más importante que el presidente ha decretado ha sido la convocatoria a una nueva Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución de la nación, sin necesidad de elecciones universales en el país. Esto ha sido descrito por la oposición y diversos analistas como una acción contraria a las leyes, representando un nuevo golpe de estado que agravará la crisis política y social.

8. Desde que iniciaron las protestas en abril, han muerto al menos 42 personas en los ataques de las fuerzas del Estado y enfrentamientos violentos que han acontecido, mientras se han registrado incontables arrestos a manifestantes.

9. En medio de esto, la crisis social y económica sigue aumentando. Como muestra, se estima que la inflación este año sea de un 720% y las últimas cifras oficiales sobre el estado de la salud en el país evidencian un deterioro alarmante. La oposición responsabiliza al gobierno y sus medidas por la crisis en el país, mientras el gobierno denuncia que hay una prolongada guerra económica en su contra.

Mientras la tensión crece en el país, los cristianos somos llamados a ser luz, orar por la nación y sus líderes, y buscar el bien común del país mientras permanecemos centrados en el evangelio, confiando en la soberanía de Dios.

Hermanos, no dejemos de orar por Venezuela.