Los próximos 20, 21, y 22 de junio se estará llevando a cabo, en Ciudad de México, la conferencia “El verdadero valor de la Reforma”. El evento es organizado por el Seminario Bíblico Palabra de Gracia (SBPG) y contará con la participación de Miguel Núñez, Henry Tolopilo, y Luis E. Carballosa, entre otros expositores.

Tuve la oportunidad de entrevistar a José Carlos Ángeles Fernández, miembro del Consejo del SBPG, quien nos comentó un poco acerca de los temas que tratará el evento.


1. Su conferencia lleva por nombre “El Verdadero Valor de la Reforma”, ¿por qué consideran que es importante resaltar el “verdadero valor” de este acontecimiento?

Desde que los apóstoles desaparecieron de la escena, luego de que Jesucristo los usó poderosamente para el establecimiento de la Iglesia y de las doctrinas cristianas, los creyentes lentamente se fueron desviando del legado que les fue dado. Con el pasar de los años y de los siglos, la Iglesia se había desviado de manera inconcebible de lo que Dios había mandado. La Reforma Protestante del siglo XVI fue un urgente llamado a los fieles a regresar a los principios bíblicos establecidos por Dios, dejando a un lado los mandatos y las tradiciones de los hombres. Poco a poco, varios hombres que quisieron ser fieles a Dios se dieron cuenta hasta dónde se había desviado la Iglesia y comenzaron un gran esfuerzo por hacer que se regresara a la doctrina bíblica. Pero los intereses ajenos que se habían arraigado en los niveles eclesiásticos más altos no estaban dispuestos a ceder tan fácilmente, por lo que se desató una verdadera guerra.

Lamentablemente, la Iglesia cristiana contemporánea tiende a ignorar sus orígenes, creyendo que el cristianismo es una moda, una alternativa de vida, o un pasatiempo. Un amplio sector del cristianismo difícilmente puede distinguirse del mundo, mientras que casi todos los demás —aunque puedan tener un comportamiento más moderado, un lenguaje “cristiano”, y se congreguen con cierta regularidad— difícilmente conocen las doctrinas por las que los reformadores lucharon, en algunos casos hasta la muerte.

La conferencia El Verdadero Valor de la Reforma tiene por objeto recordar a la iglesia cristiana en México de dónde venimos, cuánto ha costado lo que tenemos, y cuáles son las doctrinas fundamentales que pareciera que han quedado en el olvido.

2. ¿Qué consecuencias vemos en la iglesia mexicana a raíz de ignorar las verdades que inspiraron la Reforma Protestante?

Entre otras, las consecuencias son que tenemos una iglesia fría y sin compromiso, mundana y dividida por cuestiones secundarias, incapaz de tener un impacto que verdaderamente marque la diferencia en este país, el cual vemos con tristeza que cada vez va de mal en peor.

Entiendo que tenemos una iglesia que ha sido mal enseñada en las doctrinas bíblicas, que dice que ama a su Señor, pero en realidad no lo conoce como debiera. Que defiende a capa y espada las creencias de su denominación, pero que, en su gran mayoría, es incapaz de hacerlo con argumentos bíblicos sólidos, tomando en cuenta todo el consejo de Dios. He podido ver una iglesia que en gran medida es apática ante el estudio profundo de las Escrituras. Tenemos muchísimos pastores que no pueden alimentar al pueblo de Dios con la Palabra de Dios porque ni ellos mismos la conocen.

Muchas iglesias se han convertido en centros de entretenimiento que buscan atraer a la gente y que tienen miedo de ofender con el mensaje del evangelio. O, dicho en otras palabras, tenemos iglesias que, a diferencia del apóstol Pablo, se avergüenzan del evangelio y temen ahuyentar a “la clientela”. Podrán decir que los tiempos han cambiado, que ahora vivimos en otra época, pero mi respuesta es que la Palabra de Dios permanece para siempre.

3. ¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los pastores que están despertando a la realidad de esas verdades?

El pastor que quiera volver a los principios bíblicos tristemente enfrentará el rechazo de parte de quienes han sido mal enseñados desde el principio y creen que el cristianismo consiste más en las tradiciones denominacionales que en la clara enseñanza de la Palabra de Dios, correctamente interpretada.

Se encontrará con oposición al cambio de parte de otros líderes, pastores y ancianos, si no es que de sus mismas ovejas, quienes en muchos casos los harán renunciar o los correrán de la iglesia.

El reto es enseñar a la gente con argumentos bíblicos tan sólidos que resulten innegables. El desafío es mostrar con la Biblia –y no con mi declaración doctrinal, con mi experiencia ni con mi tradición– cómo es que se deben hacer las cosas en la iglesia y qué es lo que significa ser un verdadero cristiano. El pastor que quiera revertir las consecuencias de haber enseñado mal a su congregación durante tanto tiempo deberá colocarse toda la armadura del Espíritu y pelear la batalla de rodillas, clamando por misericordia y perdón a su Señor, y armándose de amor y de paciencia, porque el cambio no vendrá de la noche a la mañana.

Hoy más que nunca la iglesia cristiana en México necesita escuchar el llamado a una nueva Reforma que nos haga volver al estudio diligente de las Escrituras para poder enseñarlas correctamente a nuestros congregantes.

4. ¿Qué temas podemos esperar que se traten en la conferencia?

Vamos a tener cuatro conferencistas internacionales, y cada uno de ellos se enfocará en uno de los siguientes temas centrales de la Reforma:

Sola Scriptura (solo la Escritura). Solo la Biblia es la Palabra de Dios, inspirada, autoritativa, inerrante en sus originales y, por lo tanto, es la única fuente de autoridad para los creyentes. Cualquier autoridad que la Iglesia o los pastores puedan tener se deriva de la Biblia y es válida en tanto ellos se apeguen a la Palabra de Dios.

Sola fide (solo por fe). La salvación es solo por fe, independientemente de las obras. Las buenas obras son una evidencia de que hemos sido salvos, pero no representan la base de la salvación.

Sola gratia (solo por gracia). La salvación es únicamente por la gracia de Dios, independientemente de cualquier mérito o logro humano.

Solus Christus (solo Cristo). Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres, y solo en Él hay salvación.

Hay una quinta enseñanza básica de la Reforma que no será abordada explícitamente en esta ocasión, pero que está implícita en las cuatro anteriores: soli Deo gloria (solo a Dios la gloria).

Las cuatro solas anteriores apuntan en esta dirección: toda la gloria es para Dios, porque la salvación es por completo una obra suya en la cual nadie más tiene el crédito. Todo lo que sucede en la Creación tiene el propósito último de darle la gloria a Dios.


La conferencia “El verdadero valor de la Reforma” se llevará a cabo los próximos  20, 21, y 22 de junio en Expo Reforma (Ciudad de México). Adquiere tus boletos llamando al 55660719 - 55660941 o escribiendo a informes@sbpg.mx. Más información en la página de Facebook o en la web de SBPG.
Imagen: Lightstock