Si tantas personas en Latinoamerica dicen ser evangélicas, ¿por qué hay cada vez más violencia y corrupción en nuestras tierras? ¿Cómo podemos ver cambios genuinos en nuestra sociedad? ¿Podemos confiar en la Palabra de Dios para la transformación de nuestros países?

Viviendo en Venezuela, estas preguntas son pertinentes para mí, como para muchos creyentes en todo el mundo hispanohablante. Resulta evidente que muchos no tienen respuestas bíblicas a esas interrogantes (incluso aunque crean tenerlas, como ofrece la Teología de la Liberación). Por ejemplo, es común ver a personas en nuestras iglesias colocar sus esperanzas en los políticos o en el entretenimiento desde el púlpito, muy por encima del poder del evangelio.

Por eso el nuevo libro de Miguel Núñez, pastor de la IBI en República Dominicana, es relevante hoy. “El poder de la Palabra para transformar una nación: Un llamado bíblico e histórico a la iglesia latinoamericana” es la adaptación al español de la tesis doctoral de Núñez para el SBTS (Seminario Teológico Bautista del Sur).

El fruto de décadas de estudio y experiencia

Núñez explica que escribió este libro con tres metas: Revisar la historia del protestantismo en América Latina; establecer las bases bíblicas que nos muestran cómo la Palabra de Dios, al ser aceptada, transforma las naciones; y presentar la Iglesia Bautista Internacional “como un modelo potencial para las iglesias de este siglo, especialmente para el contexto hispano” (p. 8).

El libro alcanza tales metas, y como explica Robert L. Plummer en el prólogo, Núñez habla luego de décadas de experiencia en un ministerio que, por la gracia de Dios, ha sido muy bendecido: “La mayoría de los estudiantes de doctorado escriben su tesis sobre temas que esperan comprender mejor a lo largo del tiempo. Algunas veces toma décadas ver que las experiencias de los graduados de doctorado se emparejan con su conocimiento teórico y académico. El Dr. Núñez tomó la dirección opuesta” (p. 1).

Así que en este libro no solo tienes el fruto de décadas de mucho estudio y reflexión sobre el poder de la Palabra, sino también el fruto de mucha experiencia viendo a Dios obrar por medio de la Escritura.

Confiemos en lo que Dios ha hablado

Luego de elaborar un caso sólido de por qué Latinoamérica necesita ser reevangelizada, Núñez nos explica bíblicamente el poder que tiene la Palabra de Dios, mostrando cómo ella transformó ciudades como Jerusalén y Éfeso. “Al ver lo que la predicación de la Palabra de Dios fue capaz de hacer en estas antiguas ciudades, los creyentes podemos tener esperanza para completar nuestra misión” (p. 102).

Exponiendo la situación moral actual de los Estados Unidos como advertencia para América Latina de lo que ocurre cuando abandonamos la ley moral de Dios, en este libro tenemos un llamado para toda la iglesia hispana, especialmente para los pastores. El pastor Miguel nos exhorta a confiar más en la Palabra de Dios, exponiendo fielmente las Escrituras, y sosteniendo una cosmovisión bíblica en todos los aspectos de la vida:

“... una perspectiva antropocéntrica del evangelio y de la misión de la iglesia nunca será capaz de mejorar la sociedad. Solamente al adoptar una perspectiva de la vida centrada en Dios podemos enfrentar las amenazas que existen contra la iglesia moderna. América Latina necesita una nueva clase de predicadores. Necesita predicadores que proclamen la misma verdad de hace dos mil años; que no dependan de su experiencia para hablar, sino de la Palabra de Dios; que no narren sueños ni visiones, sino que sean estudiantes diligentes de la Palabra; y que tengan corazones cada vez más marcados y transformados por la Biblia” (p. 164).

El vistazo compartido por Núñez de lo que la Palabra puede lograr, ejemplificado por la gracia de Dios en la Iglesia Bautista Internacional, es emocionante e instructivo para líderes y pastores, brindando principios que han sido puestos en práctica por décadas, animándonos a unirnos a este nuevo despertar a la sana doctrina que vemos en la iglesia latina.

“Ven y únete a todo un ejército que Dios está levantando. Sueña con una América Latina para Cristo alcanzada únicamente por medio del poder del evangelio… Él nos ha abierto una puerta que ya nadie podrá cerrar y está cerrando otra puerta en muchas iglesias (el evangelio distorsionado) que nadie podrá abrir. ¡No te amedrentes! Sé parte de algo fresco que Dios está haciendo” (p. 193).

Un libro relevante para un momento relevante

Considero que este es el texto más importante del Dr. Núñez hasta ahora. Teniendo en cuenta su influencia junto a otros pastores en lo que muchos han llamado “una nueva Reforma” en la iglesia hispana, me atrevo a decir que tal vez nadie más podría haber escrito de esta manera este libro en particular justo para este momento tan vibrante en la iglesia hispana.

El poder de la Palabra para transformar una nación” tiene mi máxima recomendación y quisiera que todo pastor o líder lo leyera al menos dos veces: la primera vez para ser retado y emocionado; la segunda vez para asimilar más aún su mensaje relevante.

Que el Señor nos conceda ver en acción más del poder de su Palabra en nuestro países, para su gloria.


Miguel Núñez. El poder de la Palabra para transformar una nación: Un llamado bíblico e histórico a la iglesia latinoamericana. 2017. Poiema Publicaciones, 240 pp.