Es una pregunta ética, complicada pero muy relevante en los tiempos que vivimos. Y para entender la situación, hay que entender que no es algo blanco y negro en muchas de las cosas, porque la situación inmigratoria en los Estados Unidos es extremadamente complicada. Aunque Romanos 13, yo creo que es el texto que debe gobernar este tipo de interacción, habla claramente de que debemos someternos a las leyes puestas por las autoridades civiles. En el caso de los inmigrantes sin documentos en los Estados Unidos, aunque las leyes determinan que están violando la ley, en otras formas el Gobierno de Estados Unidos incentiva este tipo de inmigración y permite que inmigrantes indocumentados paguen impuestos y vivan en la sociedad y aporten.

Así que es un poco complicado poder determinar si una persona no está sometiéndose a Romanos 13. Pero dentro de todo esto y con las incertidumbres, con el ambiente político luego de las pasadas elecciones, lo que primero trataría de hacer es ayudar el corazón de cada una de estas personas. Ayudarles a ver que nuestra confianza no está en nosotros, no está en el próximo presidente o en las leyes migratorias; nuestra confianza está en el Señor. Y que siempre debemos confiar en que Él sabe mejor que nosotros y que Él pone y quita gobernantes. Romanos 13 claramente nos dice eso. Las autoridades son puestas por Él, así que podemos confiar en el cuidado de Dios.

Una de las cosas que haría es determinar si para alguno de ellos hace sentido regresar a sus países y si es una alternativa viable para algunos de ellos. Para otros les ayudaría a tratar de legalizar y vivir en la luz, tan pronto sea posible la situación. Les animaría a no violar ninguna ley de los Estados Unidos, no manejar sin permiso de conducir, pagar impuestos, ser ciudadanos responsables y que provean a la comunidad, y que puedan ser una parte de extrema importancia dentro de la gracia común que existe en la comunidad. Y por último, les ayudaría y animaría a confiar en el Señor y poder someterse a la autoría del mismo. Así que es una pregunta un poco difícil pero yo creo que podemos encontrar dirección y sabiduría en las Escrituras y glorificar a Dios en medio de este proceso.