El pastor Otto Sánchez continúa su libro respondiendo a una pregunta crucial para todo cristiano: ¿Dónde espera Dios que estemos y crezcamos?

Para empezar, la Biblia enseña que no podemos vivir la vida cristiana sin el Espíritu Santo, una de las tres personas de la Trinidad. “El ministerio del Espíritu radica en guiarnos a hacer la voluntad del Padre y en hacernos reaccionar cuando no estamos haciendo la voluntad del Señor” (p. 179). Necesitamos su obra en nuestras vidas; una obra prometida por Dios para todos los creyentes. Sin el Espíritu Santo, el crecimiento espiritual es imposible.

Sin embargo, eso no significa que podemos crecer apartados de otros creyentes, como ermitaños “espirituales”. Dios mismo nos lleva a formar parte de su pueblo redimido. “Cuando una persona es alcanzada por la gracia de Cristo, viene a formar parte de una familia que se aglutina en una comunidad llamada Iglesia” (p. 191).

Es por eso que la iglesia local es el lugar donde el Señor espera que crezcamos animándonos unos a otros a seguirle y adorarle. “La iglesia local es un regalo, es un tesoro de inestimable valor que Dios le ha dado a Su pueblo y también al mundo” (p. 194). ¿Estamos viendo así a nuestras iglesias? Necesitamos valorar más la comunión con hermanos en la fe, mientras buscamos vivir más conforme a lo que la Biblia nos enseña, dentro y fuera del servicio dominical.

“No congregarse producirá un malestar del alma al que llamaremos anemia espiritual. Cuando dejamos de congregarnos, estamos negándonos la posibilidad de ser alimentados y, por tanto, de gozar de buena salud espiritual” (p. 248), escribe Sánchez al hablar sobre la importancia de pertenecer activamente en una iglesia local. Somos llamados a fortalecernos en comunidad y así adorar juntos al Señor.

Precisamente en este contexto es en donde podemos participar de las instrucciones que el Señor ha dado a su pueblo para bienestar espiritual: el bautismo y la cena del Señor. Sánchez dedica dos capítulos a estas ordenanzas que, llenas de un rico significado, nos edifican llevándonos a testificar y recordar lo que el evangelio significa.


Acompáñanos en nuestra lectura de “Hacia la meta” de Otto Sánchez. ¿No sabes qué es #CoaliciónLee? Ve aquí. ¿Quieres participar? ¡Únete aquí!