“Que la palabra de Cristo habite en abundancia en ustedes, con toda sabiduría enseñándose y amonestándose unos a otros…” (Col. 3:16). Este pasaje de las Escrituras es uno de muchos que nos hablan sobre la importancia de aconsejarnos y ayudarnos unos a otros aplicando a nuestras vidas la Palabra de Dios. Este es el corazón de la buena consejería en la iglesia.

Tuve la oportunidad de hacerle unas preguntas a Kike Torres, pastor en la iglesia Horizonte Querétaro y presidente de la Coalición de Consejería Bíblica en México. Él nos habló un poco acerca de la conferencia Con Tu Consejo, y de la relevancia de la consejería bíblica centrada en el evangelio.


En breves palabras, ¿qué es la consejería bíblica?

Para empezar, es bueno entender que todos somos consejeros de alguna manera. La única pregunta es si somos bíblicos o no, porque todos damos consejos a diario a otras personas y a nosotros mismos. Por tanto, necesitamos definir y enfocarnos en que nuestros consejos estén basados y sincronizados en el consejo de Dios.

La consejería bíblica en esencia es la aplicación del ministerio uno a uno modelado por Cristo, usando la Palabra y su sabiduría, para servir a las personas en los problemas que enfrentan. Así buscamos guiarlas en el proceso de conocimiento por experiencia de la Palabra, de modo que puedan vivir una verdadera transformación que glorifique a Dios.

¿Considera que es necesario que todo creyente conozca los elementos básicos de la consejería bíblica, o eso es exclusivo para pastores y líderes? ¿Por qué?

Consideramos que todo creyente está llamado a conocer y ser guiado por el consejo de Dios (Sal. 73:24), que uno de los nombres de nuestro Rey es Consejero (Isa. 9:6), y que eso no es un llamado solo a pastores, sino al cuerpo de Cristo.

Los pastores deben comunicar a la iglesia la importancia de aprender a aconsejar con la Palabra para cumplir el propósito de la misma en cada uno: perfeccionarnos y prepararnos para toda buena obra (2 Tim. 3:16, 17).

La consejería bíblica es necesaria en toda la iglesia por tres razones:

  1. Porque Dios nos llama a hacer discípulos. Aunque gracias a Dios muchas iglesias han vuelto a la Palabra predicada desde el púlpito, muchas son incapaces de ministrar fielmente a la problemática de las personas en conversaciones uno a uno. Entonces, necesitamos mejorar en nuestra consejería personal.

  2. Porque promueve el ministerio mutuo mencionado en repetidas ocasiones en el Nuevo Testamento.

  3. Porque aligera la carga del pastor, ya que personas fieles en Cristo son entrenadas para ofrecer ayuda y consejo. Eso hace a una iglesia más saludable porque promueve una cultura Palabra-céntrica, no pastor-céntrica.

En el website de la conferencia se lee que “la finalidad de la misma es ayudar al creyente a que cada área de su vida tenga una perspectiva totalmente centrada en Cristo”. ¿Cómo describiría la consejería centrada en Cristo?

Esta consejería parte de donde está la persona para que, por medio del evangelio de Cristo, pueda conocer su identidad en Él. Esto afecta todas las áreas de su vida, incluyendo las que le traen a pedir ayuda, ya que ellas son solo un síntoma de lo que está pasando a nivel del corazón.

Creemos que la Palabra es lo que hace una diferencia en la vida de la persona, y servimos en caminar junto a ella en un proceso de conocimiento y aplicación de la misma, buscando ver el fruto de vidas transformadas por Cristo para su gloria.

En su opinión ¿qué hace diferente a esta conferencia de otras conferencias sobre consejería bíblica?

En Latinoamérica no hay muchas conferencias del tema. La mayoría se pueden dividir en dos tipos: las temáticas (se enfocan en un solo tema o problema) y clínicas (abordan cómo los tratamientos médicos ayudan ante ciertos problemas de las personas), y duran quizás un fin de semana.

Por otro lado, la conferencia Con Tu Consejo consiste en cinco días intensivos de clases –en una combinación balanceada de teoría, sesiones, y temas específicos– que son la base para un entrenamiento en la consejería bíblica, para aprender a aconsejarnos a nosotros mismos y a otros con la Palabra.

¿Por qué el evangelio está ausente en muchos ministerios de consejería?

Lamentablemente en muchos lugares se ha “psicologizado” la consejería. Los pláticas de consejería son básicamente terapias psicológicas con una pizca de versículos (o pedazos de ellos) para ayudar a otros.

Conocí la consejería, sin saber que era consejería, sencillamente cuando era un pastor dedicando tiempo, escuchando, amando, e impartiendo Palabra a la necesidad de otro pastor. Luego él me invitó a una conferencia en los Estados Unidos, que es esencialmente la que desarrollamos ahora en México, y descubrí que la consejería bíblica verdadera es el proceso ordenado de hablar la Palabra en amor aplicada a la persona, en pro de que experimente lo que acá llamamos un “evangelio real” en todas las áreas de su vida.

La ausencia del evangelio en muchos ministerios de consejería no empieza en las salas de consejería, sino desde el púlpito. Y los púlpitos sin gracia derivan en iglesias sin gracia. Del mismo modo, un púlpito saturado de la gracia real que anuncia el evangelio de Cristo, deriva en personas que abrazan eso como su esperanza, y por ende existen ahí consejeros que ministran ese evangelio en cada sesión o reunión de consejería.

¿Cuál espera que sea el fruto de esta conferencia?

Este año ya son dos los “tracks”, programas de enseñanzas, que se están ofreciendo en la conferencia (“Fundamentos de consejería bíblica” y “Construyendo sobre el fundamento”). El próximo año esperamos llegar al tercero y mantenernos allí ofreciendo ese “track” como uno de actualización en temas que en nuestros países hispanos estén surgiendo como comunes o preocupantes. Este año esperamos a más de 700 personas, de más de 90 iglesias distintas y 5 países diferentes.

Nuestro anhelo es desarrollar en el futuro conferencias similares en distintas ciudades hispanas; sumado a nuestro deseo de que en tres años la conferencia sea 90% dada por hispanos para hispanos. Hoy somos bendecidos de tener un alto porcentaje de maestros, pastores, y especialistas que nos acompañan desde los Estados Unidos; pero creo Dios está levantando una generación de latinos dispuestos, disponibles, y capaces para enseñar sobre consejería bíblica.

Muchos hemos aprendido que no solo el pastor puede dar ayuda a otra persona aconsejando con la Palabra, sino que Dios nos llama a todos a ministrarnos mutuamente con ella para gloria de Aquel que nos salvó.


La Coalición de Consejería Bíblica de México celebrará su segunda conferencia del 2 al 7 de noviembre en Querétaro, México. Puedes conocer más información e inscribirte aquí.

Con Tu Consejo
Con Tu Consejo


Imagen: Lightstock.