Si el apóstol Pedro reconocía que en la Biblia hay cosas difìciles de entender (2 Pedro 3:16), puedes estar seguro de que no estás solo cuando lees en la Palabra pasajes que no comprendes con facilidad.

Pensando en eso, aquí compartimos contigo algunos recursos relacionados a cómo leer los textos difíciles en la Biblia:

¿Por qué Dios inspiró textos difíciles?, por John Piper.

“¿Qué se desencadenó en el mundo por el hecho de que el cristianismo no solo declara la salvación de los pecados mediante la fe en Cristo, sino que también construye su mensaje, su ministerio, y misión basándose en un libro, la Biblia, y en libros de la Biblia como la carta a los Romanos, y párrafos como Romanos 3:1-8? ¿Qué impulsos personales, culturales, e históricos se desencadenaron en el mundo cuando Dios inspiró a Pablo a escribir un párrafo como Romanos 3:1-8 en la forma en que lo hizo?”

Cuatro herramientas para entender los dichos difíciles en la Biblia, por John Tweeddale.

“El vínculo entre la autoridad de la Biblia y la interpretación es un distintivo del pensamiento protestante. Un subproducto de la doctrina de la Reforma de la Sola Scriptura, con su insistencia en una lectura literal de la Biblia, fue el desarrollo de recursos tales como concordancias y guías de estudio, para ayudar a los lectores a ser más competentes para explicar la Escritura. A partir de las ideas de los reformadores, aquí hay cuatro herramientas hermenéuticas útiles de ayuda para “usar bien” las palabras duras de la Biblia (2 Tim. 2:15)”.

¿Es siempre necesaria la “información de trasfondo” para entender la Biblia?, por Andy Naselli.

“No todo en la Biblia es igualmente claro… Sin embargo, el mensaje central de la Biblia acerca de la obra salvadora de Dios a través de toda la historia es innegablemente claro y fácilmente comprensible. Su historia básica -creación, caída, redención y consumación- es tan simple que hasta un niño pequeño puede entenderlo. La comunicación de Dios en la Biblia como un todo es bastante accesible”.

¿Cómo puedo interpretar un pasaje si no tengo comentarios?, por Emanuel Elizondo.

“Vamos a responder esta pregunta de una manera muy sencilla. Lo primero sería que consigas una buena traducción de la Biblia. Podría ser La Biblia de las Américas, la Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy, o la Reina Valera 1960, pero que consigas una Biblia que toma en serio los manuscritos en hebreo, en arameo, y en griego. Porque si estás usando una Biblia que no es fiel a lo que son esos manuscritos, entonces va ser difícil poder interpretarla sobre todo si no tienes algún otro tipo de ayuda”.

5 consejos para lidiar con textos díficiles de la Biblia, por Steven Morales.

“Para el cristiano, la tentación es leer solamente las partes de la Biblia que son más fáciles de entender. “En lugar de entrarle a Levítico, mejor otro capítulo de Juan, ¿no?”. Pero la misma Biblia nos enseña que toda su revelación es “inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra” (2 Ti. 3:16-17). Eso incluye los pasajes difíciles de leer e interpretar”.

¿Cómo alimento mi alma en los libros difíciles del Antiguo Testamento?, por John Piper.

“La idea principal que quiero sugerir es que la Biblia, con todas sus partes extrañas y maravillosas, está diseñada por Dios, inspirada por Dios, armada por Dios, no solo para la cultura occidental del siglo XXI, sino para miles de culturas a lo largo del mundo, repartidas a lo largo de miles de años en esos siglos, y todas esas culturas son diferentes en gran manera. ¡Qué reto! ¡Qué reto para Dios armar un libro que funcione de esa forma!”

Principios para interactuar con la ley y el Antiguo Testamento, por José Mercado.

“Desde mi perspectiva, uno de los aspectos de mayor importancia, y más descuidados en nuestras iglesias, es la interpretación de la ley mosaica en la vida del cristiano. Puede resultar un poco confuso para el cristiano el leer a Pablo hablando de la ley. Por momentos, él se refiere a la ley como buena, y en otros momentos como mala. En instantes la ley es un deleite; en otros, es lo que nos hace conscientes del pecado”.

Para aprender mucho más, te animamos a navegar en nuestro contenido con ayuda del buscador.


Imagen: Lightstock.