Predicar la Palabra de Dios a su Iglesia es un gran privilegio, pero también es una gran responsabilidad.

Con eso en mente, aquí tienes algunos recursos que pueden ser de ayuda especial para ti al buscar desarrollarte mejor como predicador.

Coalición Radio: Una conversación sobre la predicación.

“En este programa de Coalición Radio, Jairo Namnún conversa con el pastor Sugel Michelén sobre la importancia de predicar a Cristo y su nuevo libro sobre la predicación expositiva: De parte y delante de Dios”.

6 razones para no abandonar la predicación expositiva, por Don Carson.

“Nuestro objetivo como predicadores no es ser los más eruditos de la época. Nuestro objetivo no es excitar y divertir. Nuestro objetivo no es construir una gran iglesia. A lo que apuntamos es a tomar el texto sagrado, explicar su significado, atarlo a otras Escrituras para que las personas puedan ver el conjunto un poco mejor, y aplicarla a la vida para que muerda y sane, instruya y edifique. ¿Qué mejor manera que la predicación expositiva para lograr este objetivo?”

¿El evangelio en cada sermón?

Justin Burkholder, Sugel Michelén y Carlos Contreras sostienen una conversación sobre ¿Qué significa predicar el evangelio en cada sermón? También conversan sobre la diferencia entre la predicación y la consejería, la importancia de la hermenéutica en la predicación Cristocéntrica, y cómo predicar a Jesús como una persona y no como un concepto.

3 cosas que cada predicador centrado en el evangelio debe recordar, por Cole Brown.

“Para predicar el evangelio debemos proclamar las buenas nuevas de quién es Jesús y lo que Él ha hecho, invitando tanto a cristianos como a no cristianos a confiar en este mensaje y recibir los incontables beneficios gratuitos que conlleva. Sin embargo, muchos de los que están teóricamente comprometidos a la predicación centrada en el evangelio comúnmente usan la palabra “evangelio” para resumir todo lo anterior sin proclamar nada de lo anterior”.

Diez consejos prácticos para predicar mejor, por Andrés Birch.

“Ya seas un veterano o principiante en la predicación, puedes y debes procurar mejorar en el ministerio que Dios te ha dado. ¿Cómo puedes ser un mejor predicador? Aquí algunos consejos prácticos, usando diez palabras clave que siempre debes tener en mente”.

Herramientas para el predicador: ¿Cómo preparo mi corazón para predicar?, por R. Kent Hughes.

“Mi método para preparar mi corazón para predicar es permitir que el texto prepare mi corazón. Mi práctica en los últimos años ha sido la de pasar alrededor de 20 horas por semana en la preparación de mi sermón. Y yo he dicho muchas veces que la preparación del sermón es de 20 horas de oración, ya que son 20 horas de pedir al Padre, Hijo, y Espíritu que abran el texto mientras lucho por comprender su lugar en el libro, su orientación y simetrías, y su significado para mis oyentes”.

7 dificultades a evitar en la predicación, por Michael Krueger.

“Para los que están sentados en los bancos, predicar puede parecer relativamente fácil, en especial cuando se hace bien. Pero no se deje engañar. Predicar agota el cuerpo y el alma de manera desproporcionada respecto a su duración. Podría trabajar en el patio todo el día en el calor a 32 grados y (de alguna manera) sentirme menos cansado que predicando dos servicios”.

Para conocer más recursos, te animamos a navegar en nuestro contenido etiquetado con “predicación”.

Foto: Lightstock.