Matt Rogers es el pastor de enseñanza en  The Church at Cherrydale en Greenville, SC. Su iglesia ha desarrollado una interesante manera para ayudar a su gente a leer y entender las Escrituras con sus grupos pequeños. Le pregunté a Matt si podía compartir estas herramientas y cómo se alinean con sus objetivos para el discípulado.

A menudo hay una basta desconexión entre la conciencia de la necesidad de hacer discípulos y las herramientas prácticas que ayudan en este trabajo. Tres factores son esenciales: las Escrituras, relaciones y tiempo.

El discipulado ocurre cuando la verdad de las Escrituras que transforma vidas es infundida en una genuina relación durante un período extendido de tiempo. Nuestro deseo fue crear una simple y reproducible estrategia que facilitará este proceso. Esto lo llevará a desarrollar una simple estrategia para grupos pequeños (2-3 personas) que se reúnan con regularidad, hablen de las Escrituras y las apliquen a sus vidas. Las 7 flechas de la lectura de la Biblia fueron un intento de desarrollar una herramienta para una apropiada hermenéutica que permita fortalecer estas relaciones. No queremos que nuestras personas simplemente hablen sobre la Biblia; queremos que ellos entiendan la Biblia y sepan cómo aplicarla a sus vidas. Cada grupo deberá leer un predeterminado pasaje de las Escrituras y discutirlo usando estas 7 flechas. El objetivo para los grupos fue comenzar resumiendo los puntos principales del pasaje de la manera más sucinta posible, idealmente en una frase. 

 

 

 

 

 

 

 

Luego, el grupo debe buscar discernir la intención del autor para el pasaje preguntándose qué significaba esto para su audiencia original. Dado que un texto de las Escrituras nunca puede significar lo que nunca significó. Es necesario comenzar a discernir qué significa el texto. A menudo esto puede requerir que los grupos consulten otras herramientas de estudio o referencias cruzadas, otros textos que nos lleven al significado del texto. 

 

 

 

 

 

 

 

En tercer lugar, nos preguntamos qué nos dice el texto sobre la naturaleza y el carácter de Dios y especialmente Su obrar a través de la persona y la obra de Jesucristo. 

 

 

 

 

 

 

 

En cuarto lugar, el texto fue analizado para ver qué nos dice sobre la humanidad. Bryan Chappell se refiere a esto como “enfoque en la condición caída” del texto. ¿Qué revela el texto sobre el pecado y la necesidad de la humanidad del evangelio?

 

 

 

 

 

 

 

Luego movemos al grupo a las aplicaciones. Ahora hemos movido al grupo al significado del texto, y ellos están posicionados para aplicar este significado a sus vidas. 

 

 

 

 

 

 

 

Desde ahí queremos que nuestros grupos apliquen las Escrituras a sus relaciones con otros. Lo ideal es que ellos discutan cómo el texto le da forma a cómo relacionares con otros creyentes y cómo viven su misión en el mundo. 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, el grupo arraiga sus oraciones en las Escrituras. Esperamos que las seis flechas anteriores hayan encendido la llama de la oración apasionada en la vida de los grupos, por su propia santificación y por su misión por los perdidos. 

 

 

 

 

 

 

 

Con este modelo, tocamos tres diferentes áreas de discipulado:

  • Escrituras: hacer discípulos está arraigado en un correcto entendimiento de las Escrituras y no de simplemente hacer vida juntos, desempacar otro sermón, o depender de las instrucciones del aula de clase.
  • Simplicidad: hacer discípulos debe ser lo suficientemente simple para todo aquel que esté involucrado. Todo creyente puede tomar estos principios, una Biblia, relacionarse con cristianos más jóvenes y ponerse a trabajar.
  • Pegajosidad: hacer discípulos a través del entendimiento y la aplicación de las Escrituras fue grabado en la mente de nuestra joven iglesia. Ellos pueden usar estas mismas flechas no solo como una guía para sus discusiones de grupo, sino también para su estudio personal de la Biblia, su liderazgo de grupos pequeños y su comprensión de sermones.

Con el objetivo de formar y ayudar a nuestra gente, le dimos marcadores de libros con las 7 flechas en ellos. Estas flechas han probado ser una herramienta única en nuestra caja de herramientas de hacer discípulos que el Señor está usando para llamar y construir fieles y fructíferos seguidores de Jesús. 

Traducido por Patricia de Namnún.